Historias de Creadores: Albert Einstein

Posted on Posted in Blog

Aunque hoy es considerado uno de los más grandes genios de la historia, este intelectual tuvo un desarrollo tardío, no pronunció una sola palabra hasta que cumplió 4 años.
Cuando tenía 5  y se encontraba enfermo en la cama, su padre le regaló una brújula. El pequeño quedó fascinado porque la aguja siempre apuntase al mismo lugar, lo que le hizo entender que había fuerzas que impulsaban a las cosas donde aparentemente no había nada. Se dice que este hecho constituye su acercamiento a las ciencias. Pero su crecimiento no fue sencillo, un par de años después, sus profesores de primaria consideraban que era flojo porque hacía preguntas abstractas que no tenían ningún sentido para los demás. Una curiosidad es que no aprobó su examen de ingreso en la universidad. Superó las pruebas de ciencias y matemáticas pero suspendió otras materias como historia, idiomas y geografía. Tuvo que acudir a clases particulares y realizar un nuevo examen para acceder a la universidad. Su costado sentimental tuvo muchos tropiezos ( separaciones, amantes, rechazo de su hijo, etc), aún así siguió adelante y logró formular la teoría de la relatividad. No cabe duda sobre su genialidad y que su vida es una clara muestra sobre los diferentes tipos de inteligencias y sus desarrollos. ¿Qué habilidad social facilitó las cosas para él?

35-grandes-frases-de-Albert-Einstein-1b